Fútbol y Salud Mental

tackling_mental_health_issues_footballLas ventajas de practicar fútbol no son solamente físicas. Al ser un deporte en el cual resulta muy importante la coordinación tanto con nuestro mismo cuerpo como con los cuerpos (y mentes) de los demás jugadores, el balompié también termina resultando de gran ayuda para nuestra salud mental.

El fútbol estimula nuestra capacidad de razonamiento lógico, así como la sagacidad, pues tenemos que pensar, planificar y ejecutar correctamente las mejores jugadas posibles en un determinado momento, para alcanzar nuestros objetivos en el juego.

Al ser un deporte eminentemente cooperativo, el fútbol desarrolla nuestra capacidad de empatía, haciéndonos especialmente sensibles y alertas ante las circunstancias particulares de los demás jugadores. Sin embargo, es necesario acotar que la práctica sana del fútbol requiere una disposición de todos los jugadores a reconocerse, respetarse y aceptarse entre sí, para que ninguno se sienta menospreciado o excluido de sus beneficios. Si la participación en este deporte puede ser muy beneficiosa, sentirnos excluidos y rechazados de él puede resultar igualmente perjudicial para nuestra salud psicológica.

La buena práctica del fútbol ejercita y potencia nuestras destrezas psico-motrices, y también promueve valores que son importantes no sólo en el deporte sino en muchas otras esferas de la vida cotidiana, como el compromiso y la responsabilidad.

Ejercitar la disciplina y esforzarse para alcanzar el objetivo planteado estimula nuestro sentido del compromiso y nuestra determinación. Una vez alcanzado el objetivo, se potencia nuestra autoestima y disfrutamos la euforia que este hecho supone.

La práctica regular del fútbol nos otorga resistencia ante la frustración y el estrés, estimula nuestra capacidad de plantearnos metas y de alcanzarlas, ejercita nuestra capacidad de adaptarnos a situaciones cambiantes, y nos enseña a socializar en un entorno sano. Las normas que aplican para un deporte como el fútbol pueden extenderse a otros aspectos de la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *